Sobre Galería Maior

La Galería Maior se funda en Pollença en 1990. Desde entonces ha llevado a cabo una importante labor en la promoción del arte contemporáneo. Representa tanto a artistas emergentes como consagrados, y trabaja con nuevos medios para crear formas innovadoras de explorar, interpretar y visualizar nuevos lenguajes y experiencias artísticas. Desde julio de 2004, Maior cuenta con un nuevo espacio en Palma.

La galería ha participado en las principales ferias de arte contemporáneo, tales como ARCO (desde 1994), ArtCologne (desde 1995), Loop, Artissima, KIAF, PULSE Miami y PULSE New York, entre otras.

Durante el verano, la galería organiza un ciclo de proyecciones de videoarte titulado “El video en el tejado”: las noches de los meses de julio, agosto y septiembre, críticos, comisarios, directores de museo y artistas presentan sus selecciones de las últimas creaciones en video en la terraza de la galería en Pollença.

Un programa de aproximadamente siete exposiciones por año ofrece una muestra del trabajo más reciente de artistas jóvenes y nombres destacados. También colaboramos con museos, instituciones y fundaciones en la difusión del trabajo de nuestros artistas a nivel nacional e internacional.

Disponemos así mismo de talleres experimentales en los que los artistas desarrollan diversas técnicas. Amador, Broto, Campano, José Pedro Croft, Xavier Grau, Eva Lootz, A.R. Penck, Jürgen Partenheimer, Charo Pradas, Susana Solano, Darío Urzay, Mónica Fuster, Joan Cortés, Núria Marquès, Aina Perelló y Nicholas Woods son algunos de los creadores que han realizado ediciones para la galería.

PRÓXIMA EXPOSICIÓN:

MARTA BLASCO

Inauguración, jueves 25 de enero de 2018, Palma

+ info

Marta Blasco lleva años realizando una intensa meditación artística sobre la Sibila, concretada en dibujos extremadamente poéticos o en una vidriera hipnótica. Su reciente instalación en la Catedral de Palma venía a sintetizar su particular visión de la condición oracular: la voz sibilina se había solidificado en unas planchas de cobre que, literalmente, flotaban en el espacio, remitiendo, al mismo tiempo, al seno de lo terrenal. Esta artista no deja de invocar la potencia de lo femenino, la potencia reveladora de la tierra que aspira a tornarse leve. En sus piezas en la Galería Maior expande su poética con piezas escultóricas en las que modula el tema de las venus rajadas (abrirse las venas, como recordaba Georges Didi-Huberman puede ser un modo de dar cuenta de la condición cruel de la belleza) pero también fabrica guirnaldas de flores o elementos ornamentales que tienen algo de “vanitas” neo-barroca. Marta Blasco, con sus obras cerámicas que tienen que ver con sus orígenes valencianos, intensifica su fértil imaginario en esta exposición que viene a recordarnos que la belleza no es un territorio prohibido aunque, en ocasiones, obligue al artista a, literalmente, dejarse la piel en su tarea.
Fernando Castro Florez