Xavier Grau

  • Apolo III, 2001, acrilico sobre lienzo, 130 x 130 cm.

    Apolo III, 2001, acrilico sobre lienzo, 130 x 130 cm.

  • Humboldt III, 1999, acrilico sobre lienzo, 220 x 200 cm.

    Humboldt III, 1999, acrilico sobre lienzo, 220 x 200 cm.

  • Sin titulo, 2000, acrilico sobre lienzo, 150 x 135 cm.

    Sin titulo, 2000, acrilico sobre lienzo, 150 x 135 cm.

  • Sin titulo, 1999, acrilico sobre lienzo, 100 x 81 cm.

    Sin titulo, 1999, acrilico sobre lienzo, 100 x 81 cm.

‘A Propòsit de la Pintura’

Tuvimos el honor de trabajar con Xavier Grau (Barcelona, 1951 - 2020). durante años y en los talleres de Edicions Maior, exponiendo sus obras en la galería y en las ferias internacionales de arte. Tenemos el placer de contar con la asistencia de la artista Charo Pradas; quien le acompañó durante su vida y a la vez, con quien también trabajamos.

Con esta muestra la Galería Maior celebra la vida y obra de uno de los artistas más relevantes del panorama artístico español de los últimos cincuenta años. Con una selección de obra variada, esta exposición nos acerca una vez más al exuberante y electrizante universo plástico de Xavier Grau.

Xavier Grau fue juntamente con José Manuel Broto uno de los principales protagonistas del grupo de Trama, un colectivo artístico surgido en los años 70 alrededor del cual gravitaban artistas que propugnaban una vuelta a la pintura como contrapunto al Conceptualismo imperante de la época. Con el movimiento Pintura - Pintura se reivindicaba una vuelta a la materialidad del medio y perpetuar así la rica tradición formalista europea y americana heredada de la primera mitad del siglo XX. En dicho contexto, este grupo de artistas entendían la pintura como una actividad autónoma, necesaria y relevante en el desarrollo de las artes visuales del momento.

A grandes rasgos, con Xavier Grau asistimos a una continuidad a la vez que a un alejamiento de los postulados precedentes del Expresionismo Abstracto, el Informalismo o el Minimalismo. La rigurosidad geométrica e ideológica que caracterizó los inicios de su obra en los años 70 fue desapareciendo progresivamente en pos de un estilo más personal que desembocó en una obra de gran singularidad y belleza caracterizada por la gestualidad y el color. Es a partir de la década de los 80 cuando sus planteamientos pictóricos se fueron haciendo de cada vez más complejos asistiendo así a una verdadera eclosión de su universo plástico que destacó por una gran riqueza cromática y compositiva. Durante este periodo vemos resonancias con artistas como Willem de Kooning o Philip Guston, grandes representantes del Expresionismo Abstracto americano.

La obra de Xavier Grau se fraguó a lo largo de los años en su inquebrantable defensa de la pintura y por su constante experimentación con el medio. En la densidad de sus obras coexisten tanto los recursos formales de la pintura como los del dibujo, así como una tendencia hacia la superposición de planos que de alguna forma contribuyen a desestabilizar la superficie pictórica y ganar en profundidad. Todo ello por supuesto ejecutado de forma consciente, analítica, lo que nos lleva a la gran capacidad técnica de Xavier Grau que, a la vez que perseguía la harmonía, se interesaba por generar tensión e inestabilidad. El movimiento es efectivamente una constante en la obra de Xavier Grau — planos,

trazos, colores y nociones que se entrelazan y colisionan de forma tectónica produciendo así efectos rítmicos, en plural, que ocurren de forma simultánea y a varias velocidades a lo largo y ancho de sus telas. Lo intrincado de estas formulaciones dieron lugar a una obra compleja de muchos matices y de un gran dinamismo y riqueza compositiva.

La profusión del color es otra constante en la obra del artista catalán. Xavier Grau aplicaba el color de forma efusiva, efervescente e incluso en ocasiones de forma virulenta —la vitalidad que se desprende de sus obras está íntimamente relacionada al modo en que aplicaba el color y los motivos gráficos de los que hacía uso. Por una parte la gestualidad y las grandes manchas de color heredada de la tradición americana confería a sus obras una gran fuerza expresiva y potencia emocional. Por otra parte, la inclusión de motivos como líneas serpenteantes, puntos o figuras geométricas ayudaban a atemperar esa profusión gestual generando espacios semiautónomos que enriquecen a la vez que dan ritmo a las composiciones. Es efectivamente esta variedad de recursos técnicos, motivos y cromatismos lo que imbuye a la obra d Xavier Grau de ese gravitas que se le reconoce a los grandes de la pintura.

La exposición también incluye varias obras sobre papel donde se puede apreciar como el artista continuó su investigación plástica más allá del lienzo. Se trata pues de piezas de pequeño y medio formato en las que se distinguen no tanto esas composiciones densas y electrizantes si no más bien un uso íntimo y delicado del color y de esos grafismos tan característicos que habitan sus obras. Esta forma de contención no le resta ni una pizca de vitalidad ni complejidad a dichas obras que rezuman dinamismo y nos revelan una y otra vez la riqueza de su vocabulario artístico. En este sentido, en estas piezas podemos apreciar una dicotomía más clara entre el fondo, a menudo conformados por bandas de colores, y esos grafismos que aparecen y se extienden en un primer plano.

Enfrentarse a la obra de Xavier Grau requiere tiempo y también de mucha sensibilidad para poder ir desgranando todo lo que ocurre frente a nuestros ojos, que no es poco. Es cuestión de estar atentos para percibir esos flujos, a veces torrentes, de información que unas veces se muestran de forma armónica pero que otras se manifiestan de forma sincopada, a varias velocidades. Como una partitura que no entiende de linealidad, su genial obra nos sorprende desdoblándose y multiplicándose sobre la superficie del lienzo y por ello nos exige que nos mantengamos en guardia con el fin de apreciar la riqueza estética que se deriva de sus planteamientos. Sin lugar a duda la obra de Xavier Grau ocupa un lugar preeminente en la historia reciente del arte español y más concretamente en el capítulo de la abstracción pictórica. Xavier Grau contribuyó enormemente no solo a su desarrollo si no a su consolidación en el panorama artístico de este país y en consecuencia su obra sigue siendo un referente incuestionable para la nuevas generaciones de artistas.

EXPOSICIONES INDIVIDUALES (SELECCIÓN)

2021
Xavier Grau ‘a Propòsit de la Pintura’. Galeria Maior, Pollença, Mallorca

2014
Xavier Grau: Obra reciente. Michael Dunev Art Projects, Torroella de Montgrí, Girona.
La morfosis sin fin. Museu Can Framis, Fundació Vila Casas, Barcelona.

2012
Xavier Grau. Miguel Marcos, Barcelona.
2011
Xavier Grau. Galería Ana Serratosa, Valencia.

2009
Sprout & Coffin, Galería Miguel Marcos, Barcelona.

2008
Michael Dunev Art Projects, Torroella de Montgri

2007
Imago, Galería Miguel Marcos, Barcelona .
Galería Luis Adelantado, Valencia.

2006
Galería Ana Serratosa, Valencia.

2004
Galería Maior, Palma de Mallorca.

2003
Konstforum, Norrekönig, Suecia.

2002
Gallery Astley, Uttersberg, Suecia. (Catálogo).
Galería Antonio Machón. Madrid (Catálogo).
Galería Miguel Marcos, Barcelona.

2001
Centre Cultural Ca n’Apol.lònia, Son Carrió, Sant Llorenç des Cardassar, Mallorca.

2000
1999, Galeria Miguel Marcos, Saragossa, 14 abril - 13 maig. Edició de targeta. Galeria Luís Adelantado, València.

1999
Galeria Maior, Pollença, Mallorca. 1999, Galeria Miguel Marcos, Barcelona. 7 octubre - 27 novembre. Edició de targeta i cartell.

1998
Galeria Windsor, Bilbao.

1997
Xavier Grau, pintures 1981-1996, Centre d’Art Santa Mònica, Barcelona. (Catàleg). Sala d’Art Robayera, Miengo. (Catàleg). Galeria Miguel Marcos, Saragossa. Galeria Salvador Díaz, Madrid. (Catàleg).

1996
Monotips i dibuixos. Galeria Carles Taché, Bacelona.

1995
Espai Caixa de Burgos, Burgos. (Catàleg). Galeria Miguel Marcos, Saragossa. (Catàleg). Sala Pelaires, Palma de Mallorca.

1994
Galeria Fernando Silió, Santander. Galeria Carles Taché, Barcelona. (Catàleg).

1993
Galeria Luís Adelantado, València. (Catàleg). Galeria Maior, Pollença, Mallorca. (Catàleg). Sala d’exposicions del Banc Saragossà. (Catàleg).

1992
Pavelló de Catalunya, Fira Universal 92, Sevilla. Galeria Salvador Riera, Barcelona. (Catàleg).

1991
Galerie Adrien Maeght, París. (Catàleg). Maison de Goya, Bordeus. (Catàleg). Galleri Egelund, Copenhaguen.

1990
Galeri Astley, Uttersberg, Suècia. (Catàleg).


OBRA EN MUSEOS Y COLECCIONES (SELECCIÓN)

- Ajuntament de calvià, Mallorca
- Ayuntamiento de Miengo, Miengo, Cantabria
- Caja de Burgos, Burgos
- Collección Andersen Consulting, Madrid
- Colección Banco Zaragozano, Zaragoza
- Colección Municipal de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento de Madrid
- Colección de la Fundación Juan March, Madrid
- Col-lecció testimoni, “la Caixa” , Barcelona
- Col-lecció d’Art Contemporani, fundació “la Caixa”, Barcelona
- Col-lecció de la Fundació Juan March, Palma de Mallorca
- Fons d’art de la Generalitat de Catalunya
- Hotel de las Arts, Barcelona
- IVAM, Instituto Valenciano de Arte Moderno, Valencia
- MACBA, Barcelona
- Marugame iría Museum, Kawaga, Japón
- Colección Miguel Marcos Zaragoza
- Colección Javier Lacruz, Zaragoza
- Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid
- Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca
- Museo de Bellas Artes de Álava, Vitoria
- Museo de Granollers. Granollers, Barcelona
- Colección Nordstein Versi Chernuguen, Colonia
- Colección Paule y Adrien Maeght, París
- Colección Torre A. Holm, Noruega
- Colección fundación Cajamadrid, Madrid